Cirugía de la punta caída

Con la edad, la punta nasal tiende a caer y cerrar el ángulo existente entre la nariz y el labio superior. Esto depende de la relajación y debilitamiento de los ligamentos que unen los cartílagos nasales. La punta caída da impresión de nariz de viejo y exagera la prominencia del dorso nasal, que falsamente simula a veces un caballete.

Clásica-mente las técnicas para levantar la punta nasal consisten en extirpar el borde superior de los cartílagos alares para que la punta rote y se eleve, al formarse una cicatriz en la zona extirpada, unido a la extirpación del borde caudal septal.

En la actualidad, ante la falta de resultados a largo plazo de esta técnica, utilizo para elevar la punta nasal, la colocación de injertos suturados a la columela, combinado con una sutura de cartílagos alares al tabique nasal. Mediante este procedimiento se fijan las estructuras, siendo prácticamente imposible su movilidad con la cicatrización postoperatoria, consiguendose resultados muy satisfactorios a corto y largo plazo, sobre todo cuando el injerto columelar es el propio borde caudal septal suturado a los piés de la Columela, como es el caso de la cirugía que se ilustra.

Antes 7 Días Después